Finalizadas las “festividades circenses”, y como co-creadores de la realidad que experimentamos, hemos tenido la maravillosa oportunidad de identificar y resolver las cuestiones que bloquean los movimientos evolutivos y la elevación de conciencia de estos tiempos. Como suele ocurrir en el Ser Humano, hay quien fluye fácilmente con los cambios necesarios en estos momentos y hay quien se aferra a la limitada vida repetitiva que le aporta una falsa seguridad que nunca es suficiente para su vida y sus cambios.

Qué lástima que en esta sociedad del S.XXI no se tengan en cuenta los valores que realmente llenan el alma y espíritu de las personas, y sólo se atienda a la miseria interna y personal que te lleva a repetir lo mismo tantas veces como sea necesario para que puedas comprender lo que pasa. Tantas personas buscando la divinidad en esta vida o pidiéndole continuamente favores, en vez de evolucionar lo que corresponde y liberar alma, mente y espíritu de las cadenas de lo humano bajo y repetitivo, para comprender qué es lo divino y qué es lo humano.

Y es que el Ser Humano tiene tanto miedo … miedo a sí mismo, miedo a los demás, miedo al amor, miedo al dolor, miedo a la escasez, miedo a la prosperidad, miedo a la muerte, miedo al cambio, miedo a los gobiernos, miedo al dinero, miedo a la manipulación, miedo a la soledad, miedo a la traición, miedo el egoísmo, miedo a la agresión, miedo a la doblegación, miedo a la humillación, miedo, miedo, miedo y, el más importante, miedo a la vida!!

Si viviéramos en felicidad y tranquilidad constante, el Ser Humano evolucionaría a la velocidad de la luz, pero esto no ocurre, se invierte más energía en el dolor, miedo y sufrimiento, que en la plenitud y felicidad de ser uno mismo, vivirlo y expresarlo como es necesario y, por supuesto, dejar que cada uno sea lo que es, libre y felizmente.

Nos acercamos a la última Luna Llena del último movimiento evolutivo de Primavera, en el que diferenciar es imprescindible para identificar cosas tan importante como: qué soy y qué no soy, qué es real y qué es imaginario, qué es felicidad y plenitud y qué es dolor y sufrimiento, qué es mente y qué es esencia, qué es y qué no es.

Tenemos poco más de una quincena de días para finalizar este proceso al nivel de conciencia que cada uno haya alcanzado en este nuevo ciclo de evolución 2017 – 2018, y la posibilidad de aprovechar al máximo los movimientos energéticos para hacerlo. Depende de la actitud de cada uno hasta donde llegará.

En ConBien siempre animamos a liberar el lastre mental para elevarnos a la realidad esencial, porque en realidad es lo que más valor le da a esta vida que estamos viviendo. Y como sabemos las dificultades que las personas tienen con ello, realizamos Servicios en privado y en grupo durante todo el año que facilitan Alineación, Conciencia y Evolución al Ser Humano.

Recordamos que en las Lunas Llenas (antes, durante y después), la luz de la luna en plena noche nos proporciona facilidades para VER lo que es necesario ver en cada momento de nosotros y de nuestra realidad, y lo necesario a elevar y solucionar, así que ánimo y adelante!

Con nuestros deseos de BIEN, saludos!

ConBien Consulting – Servicios Esenciales
Escuela de Formación Consciente
conbien.comescuelaconbien.com