A todos los Seres Humanos les gusta creer que son maravillosos, entrañables, perfectos, los mejores, salvadores ( o no), buenos, incluso angelicales, cómo no! ¿Quién no se ha creído un ángel en esta vida alguna vez??

En realidad esta no es la Esencia de la vida. Nacemos en un mundo dual con una de nuestras naturalezas unida a la realidad baja y ancestral del humano, y vivimos continuamente experiencias en una vida que nos proporcionan la posibilidad de mejorarnos y perfeccionarnos, eso sí, pero no somos perfectos ni inmaculados, y mucho menos inocentes.

Por mucho que acordemos mentalmente creernos algo distinto a lo que somos, siempre seremos lo que en realidad somos, seres en evolución con defectos y con virtudes y, sin duda, con muchas posibilidades de mejora en esta vida. No hay que enfadarse ni ofenderse, hay que tomar conciencia de la realidad y cambiar lo que sea necesario.

Los que menos quieren ver y comprender esta realidad en sí mismos se hartan de hacer acuerdos para enmascarar la verdad, pero la esencia sigue funcionando, más allá de los pensamientos o ideas de ti mismo.

Y la Luna Nueva, maravilloso y extraordinario momento de máxima oscuridad en la plena noche, es decir, maravilloso momento de tomar conciencia y comprender nuestro lado más oscuro y dual, y resolverlo, para que la verdadera esencia contenida ocupe mayor lugar, ¡qué grandioso momento!

Mientras esto ocurre, el EGO humano y su debilidad por la falsa adoración está al acecho para que no tomes conciencia de lo que en realidad eres, de lo que puedes mejorar en esta vida y de los escalones que debes ascender para alcanzar un estado en el que se pueda decir que has alcanzado una cierta iluminación o, mejor dicho, una cierta bondad en esta vida.

¿Por qué el Ser Humano tienen tanta dificultad en verse y comprenderse tal y como es?

Hemos nacido y crecido en una cultura que no enseña a evolucionar la esencia contenida, tu conciencia y alma, sólo se enseña a maquillar y enmascarar la realidad para hacerla a medida de unos gustos mentales que sirven de poco en términos de Conciencia. Los valientes de espíritu y corazón siempre están dispuestos a ver su oscuridad y a poner solución para ser mejores seres y humanos, y por ello ponen toda su voluntad en tomar conciencia de lo necesario y aplicar sus capacidades para elevar sus contenidos a algo mayor y más perfecto.

Los cobardes e hipócritas ocultan la verdad tanto como pueden. La mala noticia para ellos es que en Esencia todo es sabido y nada se puede ocultar.

En ConBien damos infinitas gracias a esta última y maravillosa Luna Nueva del 2016, del jueves 29 de diciembre, porque sin duda nos aportará la mayor conciencia necesaria en este momento para alcanzar el cenit de un ciclo evolutivo sin parangón y de un tiempo evolutivamente entrañable, más que nunca, en una Era de Evolución y Revolución Esencial.

Os deseamos un exitoso tránsito y cierre de año, y que la luz os acompañe!

Con nuestros deseos de BIEN, como siempre.

ConBien Consulting – Servicios Esenciales
Escuela de Formación Consciente
conbien.com