En el camino de la Vida hay muchas cuestiones a resolver, uno puede creer que existe un Dios que le resolverá todo lo que él o ella mismos no quieren resolver o no quieren aprender a resolver, y no se dan cuenta que en realidad esta Conciencia superior, esta Inteligencia pura y este AMOR único siempre nos pone en el camino aquello que es necesario para aprender, comprender y resolver. No se trata que te hagan los deberes o que sirvan a tu arrogancia, se trata que aprendas, que eleves, que desarrolles la inteligencia y, sobre todo, que AMES a aquello que te da la vida y que te permite vivir la única y mejor experiencia jamás creada, la de Ser un Humano evolucionando y colaborando con el BIEN infinito de la misma Creación.

Pero en la arrogancia y soberbia humana llegamos incluso a creer que somos mucho más y mejores que el propio “mecanismo” que nos permite experimentar algo tan hermoso como es LA VIDA, la gran oportunidad de recibir un Alma y elevarla, perfeccionando todo lo que en ella hay y todo en lo que ella puede haber.

Así de diminutos y arrogantes somos, empeñados en que nuestras vanidades se materialicen cuando en realidad lo más bello está en entender que no hay nada mejor, que todo está bien y que algún día culminarás tu existencia con la comprensión de lo que experimentas en estados donde el AMOR es el único movimiento que enlaza tu vida con tu camino y tus múltiples experiencias con la capacidad de vivirlas, sentirlas y expandirlas, todo ello en un movimiento de evolución que no cesa para que tú y aquellos que te acompañan en la vida o simplemente se cruzan en tu camino puedan siempre y eternamente resolver todas sus carencias, elevar sus experiencias, hacer brillar su alma y comprender la VIDA tal y como es.

Todo aquello que te encuentras en tu camino tiene un propósito y está ahí por algún motivo. No renuncies a la conciencia que te hace ver lo que es y te ayuda a dar el siguiente paso, el que tu Alma necesita elevar, el que tu SER decide vivir y el que tú necesitas experimentar.

Otoño, primera Luna Llena, aquella que separa y completa el proceso de un verano intenso y acalorado que nos ha traído muchos movimientos que no gustan pero son necesarios comprender y resolver; Otoño, tiempo de depurar y reflexionar, tiempo que te des cuenta que LA VIDA no está hecha para servirte a ti sino que tú has nacido para servirla a ella, aprender y ser tú mismo en un escenario que te permite constantemente verte reflejado en todas partes.

Busca tu LUZ en tu interior porque está ahí, dentro de ti, esperando, esperando a que la AMES y la expandas hasta el infinito. El AMOR es el único camino que te lleva siempre y repetitivamente al mismo punto, el que te hace comprender que tú no eres tú, sino que eres lo que el CREADOR necesita.

Con nuestros mejores deseos de BIEN, recibe esta luna con AMOR y agradece todo el BIEN que trae.

ConBien Consulting – Servicios Esenciales
Evolución y Conciencia. Alineación del Ser Humano.
Escuela Formación Consciente.
conbien.comescuelaconbien.com