De todos es sabido que un colectivo, una sociedad, debe y necesita evolucionar. La Evolución que la mayoría de las personas comprende tiene que ver mucho en términos de bienestar social, de salud, de economía, de reparto de bienes, de evolución tecnológica, de mayor calidad de educación, de mejores políticas y leyes, etc.

Pero, ¿qué pasa con la Evolución del Ser Humano? ¿Qué pasa con la Conciencia, la Evolución Consciente, la Sabiduría, la comprensión de la Vida y de los valores importantes en la Conciencia colectiva del Ser Humano? ¿Qué pasa con la comprensión de las grandes enseñanzas filosóficas de una historia milenaria humana? ¿A caso todo esto no es importante y necesario?

Todos vemos a las nuevas generaciones del siglo XXI, pegadas a los ordenadores, a los iPhones, a las Tablets, a los juegos virtuales y a una tecnología mental que les aleja de la comprensión de la vida, de sí mismos, de su trayectoria humana, de las posibilidades de Conciencia y Evolución, de la comprensión del todo en el que estamos inmersos y del sentido de las cosas, sólo algunos colectivos buscan su Esencia y conexión con lo divino, con lo esencial, con el alma. La mayoría están inmersos en realidades en los que están dormidos y alejados de la realidad, mundos mentales en los que perderse, ya sean tecnológicos, ya sean de vicios y experiencias de bajas energías, ya sean de un excesivo perfeccionamiento mental, y todo esto muestra en nivel de Evolución de una sociedad.

Una sociedad que no tiene consciencia de su realidad física, emocional y mental, es una sociedad involucionada. Una sociedad que no tiene conciencia de su voluntad y capacidad de tomar decisiones, es una sociedad irresponsable. Una sociedad que en vez de comprender las experiencias de la vida y su propósito se dedica a culpar de todo a los demás, es una sociedad pobre en valores y miserable en su pensamiento. Una sociedad que niega la Conciencia y el Bien, es una sociedad perdida en los mares mentales posibles, alejada del Ser.

La Evolución tecnológica sin la comprensión consciente necesaria genera vacíos internos que no se llenan con actividades mentales. El Amor, el Alma, el Bien, la Conciencia, la experiencia evolutiva del Ser Humano, la capacidad de mejorar como Humanidad y de sembrar un presente y un futuro mejor para todos, se desvanece en mundos virtuales que capturan la atención y energía cotidiana de las personas y las esclaviza a una vida virtual falta de valores profundos.

Son tiempos de poca Conciencia y mucha arrogancia, síntoma claro de sociedades ya experimentadas y que pueden derivar en experiencias muy complejas. La Esencia, lo mental y el Alma deben ir unidas en un propósito conjunto de amor y sabiduría, y Bienestar.

En ConBien nos dedicamos a fomentar la Conciencia y Evolución del Ser Humano desde hace décadas. Por un mundo mejor, de mayor Conciencia y sabiduría, y de Evolución hacia el Bienestar, propio y colectivo.

Laura Sanmartin – ConBIen Consulting

conbien.com