Hay muchas maneras de vivir la vida, por lo menos dos están aseguradas, una es vivir la vida conscientemente, y otra es vivir la vida en ignorancia. En ambas posibilidades se Evoluciona, la diferencia está en que la Evolución Consciente aporta riqueza espiritual, sabiduría, comprensión, bienestar y mucho ritmo a las posibilidades de evolución y bien que se pueden alcanzar en las elevaciones de conciencia que se experimentan ciclo a ciclo y en cada experiencia.

La vida en ignorancia comporta un ritmo lento y muy repetitivo, al no comprender las experiencias y mejorar (evolucionar) con las posibilidades que estas aportan constantemente, ralentizamos el ritmo de evolución a mínimos e incluso se fomenta la involución. Se repiten y repiten experiencias sin parar, y se imita a los demás y al colectivo sin cuestionarse prácticamente nada.

La vida es una Experiencia Evolutiva, no hablamos en términos científicos, no hablamos de la evolución de la especie como tal, sino que hablamos de la Evolución de la Conciencia posible a desarrollar en una sola vida y en cada experiencia de la misma. Como ejemplo fácil de comprender, la vida rural puede ser (que no necesariamente) de un nivel de experimentación muy básico, de ahí que muchas personas de ámbitos rurales nacen, crecen, se desarrollan y fallecen con muy poco movimiento en sus vidas. Sin embargo personas de ámbitos urbanos de grandes dimensiones suelen tener una experiencia de mucho más desarrollo y muchas más experiencias que conforman un crecimiento mayor y más rápido.

En Conciencia podemos decir que es lo mismo el ámbito en el que vives, depende de ti si es tu voluntad y deseo tener conciencia de la vida y sus experiencias, de los mecanismos que existen, de los movimientos de evolución, de la alineación que puedes realizar con todo ello y de las posibilidades de elevar tu propia conciencia y comprensión durante toda la vida, sea el que sea el escenario de vida en el que desarrolles tus experiencias.

En la Evolución Consciente, como mínimo, podemos entender que la vida de todo ser humano tiene ciclos de evolución que comportan elevaciones de conciencia, desde lo básico (físico) a lo elevado (Esencial), y que podemos alinearnos con ello para vivir el recorrido vital que nos corresponde con el mayor bienestar posible.

El nivel de experimentación básico (físico) es el nivel en el que las tradiciones y costumbres lo son todo, se repite por defecto lo que los demás y el colectivo hace, no se cuestiona nada y se sigue el sendero trazado sin cuestionarse nada.

El nivel de experimentación medio (mental) es el nivel en el que tienes acceso a la realidad mental y pensamiento y decides con criterio propio, gestionas tu capacidad mental y no necesariamente siguen las indicaciones del colectivo, ni las tradiciones y costumbres ancestrales, y tomas decisiones con tu propia capacidad de decidir, cuestionas, investigas, desarrollas y elevas tu comprensión de las cosas. Buscas mayor bienestar para ti y tu mundo.

El nivel de experimentación alto (Esencial) es el nivel en el que comprendes que nada es causal, que cualquier experiencia de la vida y propia está formada por las posibilidades de evolución y mejora que te corresponde, decides consciente y responsablemente sobre tus experiencias, tomas control y poder de tu vida, comprendes que formas parte de un todo que funciona perfectamente y que siempre traerá a ti la posibilidad de evolucionar y elevar tu conciencia, y descubres que existen infinitas posibilidades de conciencia y comprensión, de inteligencia y de niveles de experimentación más allá de la lógica mental existente y, por supuesto, las tradiciones y costumbres colectivas y ancestrales quedan relevadas al plano que les corresponde y no influyen en tu realidad más que lo que tú decidas aceptar a voluntad y sabiendo lo que comporta. Entre más comprensiones que puedes tener, eres libre de SER lo que eres y fomentar tu Realidad Esencial, sabiendo que te relaciones con un colectivo formado por distintos niveles de experimentación y conciencia, y respetando los ritmos y diferencias.

En el nivel de experimentación básico y en general, no se gestionan las emociones, se sufre bastante, la realidad mental va descontrolada, creando y manejando posibilidades sin parar que saturan el cuerpo emocional creando bastante malestar y desequilibrio, el cuerpo físico se resiente y no se tiene control ni poder sobre las decisiones que se toman. Son este tipo de experiencias en las que el individuo puede estar además adherido a realidades que les inducen continuamente y que están creadas por otros, que les capturan mentalmente (p.e.: washapear todo el día, exceso de alcohol, exceso de drogas, realidades virtuales, exceso de televisión, excesos en general, adicciones). Es la experiencia más habitual en la adolescencia y de una gran parte de la población que no evoluciona y sigue experimentando lo mismo de por vida.

En el nivel de experimentación medio y en general, hay más orden, mejor gestión mental, más tranquilidad, mayor organización personal, mayor higiene y cuidado de uno mismo y de su aspecto, trabajo y profesión más elevados, de mayor responsabilidad, tendencia a fomentar el bienestar en la vida de uno ya sea con proyectos familiares, deporte, cuidados personales en general, inquietudes culturales, espirituales, energéticas, necesidades de viajar, ampliar la mente y los horizontes, necesidad de posicionarse en la vida mejor que otros, y responsabilizarse de buena parte de la realidad. Siempre y cuando la gestión mental sea positiva y saludable. También existe el polo opuesto que es un exceso de control mental que satura las emociones y el físico, genera ansiedad y desequilibrios, y falsos posicionamientos de poder. También puede generar enfermedades de tipo depresivas, mentales en general, fobias, obsesiones, exceso de deseos (sexo, comida, adictivos, etc.), y un sinfín de desequilibrios que una mente poderosa y desequilibrada puede generar en la realidad propia y en la colectiva.

En el nivel de experimentación esencial, las posibilidades de bienestar y equilibrio son mayores y reales, la gestión correcta y saludable del pensamiento y de las capacidades mentales, que aportan paz y sosiego al cuerpo emocional que disfruta de bienestar continuo, una buena actitud y conducta hacia el cuerpo físico, manteniéndolo en equilibrio, sano y saludable, además de la amplificación de capacidades elevadas y la percepción de mayores niveles de experimentación, el desarrollo de la comprensión y compasión por las realidades existentes, la bondad como modo de vida, la toma de decisiones responsables y que generen el bien en tu vida. En general son personas sanas, equilibradas, luminosas, con mucho bienestar, tranquilas, serenas, responsables, elevadas y comprometidas con su vida a niveles muy elevados.

En ConBien vivimos la experiencia Esencial, la fomentamos, facilitamos, formamos e implementamos continuamente en nuestra propia realidad y en la de otras personas que confían en nuestro trabajo y se forman en nuestra metodología. Para vivir la experiencia vital en Esencia, es necesario e imprescindible, como mínimo, estar bien alineado física, emocional, mental y energéticamente, para que fluyan posibilidades mejores y mayores, dado que vivimos en una sociedad que fomenta mucho el desarrollo mental y muy poco el desarrollo espiritual, por lo que hay un exceso de “mente” y mucha carencia de conciencia y de comprensión de las energías y los mecanismos de creación e interacción que existen y forman las posibilidades de vida. De ahí que tienda a ser una sociedad enferma, con mucha necesidad de medicación en general, con exceso de placeres mentales, de deseos insatisfechos, de sueños perdidos, de posibilidades desechadas, de carencias en muchos aspectos y desequilibrios, en especial poco evolucionada en términos de conciencia, que es imprescindible tener para alcanzar niveles de comprensión elevados, vidas plenas y satisfactorias, y una realidad de mayor respeto, equilibrio y bienestar para todos.

Nosotros continuamos con nuestra labor y con mucho BIEN. Te invitamos a visitar nuestra web y nuestro CALENDARIO de actividades en las que puedes participar. Consultar pulsando aquí.

Con nuestros deseos de BIEN para todos, saludos!

Laura Sanmartín – ConBien Consulting
Servicios Esenciales – Escuela de Formación Consciente
conbien.comsoyhumano.com

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]