Hemos llegado al momento más importante del Verano y el más hermoso de esta estación. Según las costumbres y tradiciones de la mente inferior, momento de vacaciones, de usar dinero en unos días de “placer y felicidad”, de disfrutar de la vida (racionalmente) y de recargar pilas para afrontar un año más de esfuerzo, sufrimiento, dolor y problemas.

En Esencia momento en que, como Ser, recibes lo que corresponde a tu buena labor durante el ciclo evolutivo que finalizó el invierno pasado y el que se inició en la primavera de este año. No se trata de dinero, ni de mini dosis de placer, ni de propiedades, ni de ascensos laborales, ni de mejores condiciones de vida, que todo esto también, porque es parte de la experiencia humana. Se trata de la GLORIA que se recibe a nivel Esencial y que, como Ser en experimentación, vivirás en tu vida como se materialice en tus experiencias evolutivas.

El Ser humano está demasiado enfocado en lo que consigue: poder, dinero, distinción, posición, reconocimiento, sexo, bienestar, felicidad, alegría, etc., y muy poco enfocado en lo que se vive y experimenta a niveles en los que el placer y bienestar son eternos y no es necesario hacer nada ni ser nada para vivirlos y sentirlos. Esta es la gran diferencia entre la mente inferior y el “Ser Supremo” que genera las infinitas posibilidades de vida, de experimentación y de evolución.

A las puertas de agosto, con casi medio verano vivido y experimentado, algunos con ganas de salir corriendo hacia sus destinos de vacaciones, otros viviendo de vacaciones continuamente, podemos decir que hemos alcanzado casi el zenit del verano y que se empieza a notar.

El gran esfuerzo energético y evolutivo que este verano está forzando, tiene un fin esencial muy elevado, es necesario desempolvar los “yoes” contenidos y expulsar las versiones ínfimas y perturbadoras que te sujetan a la experimentación elemental y básica. Deseamos que alcances el mayor nivel posible.

Ahora mismo es como tener un precioso lago cristalino en el corazón, rodeado de la sequedad del ambiente del algunas zonas, con el cambio de colores del verde luminoso e intenso de los bosques y vegetación al color DORADO y marrón que ofrecen los campos, parte de los bosques y los sembrados.

La Cosecha se ha iniciado. En Esencia, el mayor bien que cada uno obtiene en este verano 2017 y que podrá vivir y materializar en su experiencia vital, siempre y cuando no se haya “malvendido” a otros, cosa bastante habitual en la experiencia humana.

Es tiempo de cosechar y nutrirse de lo que es de uno, de hacerlo fluir y de materializarlo, es tiempo de ser tú mismo y armonizarlo con las temperaturas y propuestas del verano.

ConBien recomienda máxima Conciencia, voluntad de liberación y cambio, ganas de materializar lo que es propio y atentos a los buitres que aparecen siempre cuando algo muere o está a punto de morir.

Nuestras próximas actividades de Alineación, Conciencia y Evolución Consciente:

  • Jornadas de Verano 2017, autosanación, ver detalles pulsando aquí.
  • Servicio En Grupo ConBien, de alineación con el momento evolutivo, ver detalles pulsando aquí

Con nuestros mejores deseos, saludos y feliz nuevo tránsito de Verano!

Laura Sanmartín – ConBien Consulting
Servicios Esenciales – Escuela Formación Consciente
conbien.comescuelaconbien.com