Estás en un escenario, una mesa, en plena naturaleza, sin más alrededor que la pura Creación y Naturaleza. Estás tú, en Esencia y tu Alma, sentados frente a frente, la pregunta que puedes hacerte es, ¿mi Alma y mi Esencia van a una? ¿Están funcionando en la misma dirección? ¿Está mi Alma en mi realidad o en la de otros?

Aunque te parezca tonto, la pregunta que mejor encaja tu realidad ahora mismo es, ¿a quién he vendido mi Alma?

Milenios de experiencia humana y, en Esencia, suele ocurrir lo mismo. El Alma, algo tan bello e imprescindible, algo necesario para materializar lo que eres y tus anhelos más profundos y, ¿dónde está? Cuántos relatos has tenido que leer para comprender que existe la oscuridad y que, cuando se le vende el Alma, el camino de resolverlo, sin duda ninguna, es retornar en el sendero para resolverlo y recuperar algo que es imprescindible para tu BIEN.

Estamos hablando de Conciencia, estamos hablando de algo que el Ser Humano necesita comprender y resolver. Estamos hablando que en tu mundo estás incompleto si tu Esencia y tu Alma están separadas y que la única forma de unirte en una sola unión y Conciencia es reunir, de nuevo, tu Alma con tu Ser pero, ¿a quién se la has vendido? Porque según haya sido el negocio, será el camino de reconstrucción y resolución y, te aseguro, la compasión no existe en la oscuridad, no existe en las tinieblas, sólo existe en la bondad.

Pero ahora que estamos en los tiempos del Otoño en los que uno ya reflexiona sobre sí mismo, sobre su vida y sobre las cosas importantess de la vida, se puede sentar en esta mesa, frente a frente y decirse a sí mismo, ¿soy un Ser completo, o me falta un parte de mi imprescindible?

Amigos, amigas, en mi trayectoria de trabajo en Conciencia con las personas os puedo decir, el 99 % de las Almas están entregadas, vendidas, y es por este mismo motivo por el cual uno no acaba de resolver sus anhelos e inquietudes, porque una de las partes más preciadas de la Creación que viene en nuestro contenidos no está, está sirviendo a intereses que no son los propios y, por lo tanto, no queda más remedio que resolverlo, ¿cómo?… ConBien se dedica a la Conciencia desde hace años y, como mínimo, desde su creación. Somos profesionales.

Ten en cuenta que, la Vanidad, la Arrogancia, la Soberbia, la Codicia, la Lujuria, el Poder, la Envidia, la Miseria, la Culpa, entre otros, son los mejores anzuelos para ser pescado por lo oscuro.

Estamos en el tercer transito del Otoño, tiempo de reflexión y recopilación. Ahora es el momento de reunirse, antes que llegue el invierno. Ánimo!!

Laura Sanmartin – ConBien Consulting

Servicios Esenciales – conbien.com