Finalizado el recorrido evolutivo de la estación otoñal. Hemos vivido una experiencia de separación, desintegración y depuración intensa. Cada año el movimiento energético y evolutivo es mayor. Los ciclos de Evolución y Conciencia humanos no se detienen, por muchas resistencias que tengamos, y cada año nos exigen más.

Damos las gracias a un Otoño algo atípico, que nos ha dejado menos setas de las que necesitábamos y menos lluvias, y que ha sido más caluroso de lo habitual, pero siempre hay razones y motivos poderosos por los que las cosas suceden de la manera que suceden.

La mente baja y oscura sigue creyendo que es más lista que todo lo existente y, en realidad, es la más lista sólo en aquello que puede, afortunadamente para todos. Hay que elevar la conciencia de la mente baja con sus energías bajas (arrogancia, soberbia, miseria, lujuria, codicia, avaricia, envidia, ira, rabia, rigidez, manipulación, dominación…), a la mente superior con sus energías elevadas (humildad, comprensión, compasión, bondad, sabiduría, amor, conciencia, flexibilidad, capacidad…), para dejar de vivir en los estadios bajos de experiencia.

Por fin, iniciamos uno de los tránsitos más hermosos que el Ser Humano experimenta en la vida humana, la Cristalización, primera etapa del Invierno evolutivo al que seguirán dos más de carácter Esencial y poderoso. Es tiempo de convertir lo que está contenido en cristales de pura estructura energética que facilitarán la subida de consciencia a niveles de experiencia sutiles y hermosos que requieren de mucha humildad y nada de arrogancia. Bienvenido el movimiento evolutivo del Invierno!.

La sutileza y levedad de la estructura cristalina contenida que transforma lo material en lo esencial, se intuye como el principio de una nueva realidad contenida que generará nuevas experiencias y mayor Conciencia en los próximo meses.

ConBien y Jornadas de Invierno ConBien, más Conciencia de todo.

ConBien – Servicios Esenciales
Escuela Formación Consciente
conbien.com